HistoriaOkay05La Historia de Pastelería Cafetería Okay comienza con Don Manuel Gavira Sáenz que funda en 1961 la Pastelería – Cafetería OKAY, que, en poco tiempo se convierte en un referente de calidad y prestigio en el Campo de Gibraltar. Como dato curioso comentar que empezaría denominándose “Jockey” al igual que el conocido establecimiento de la capital de España,de hecho, los clásicos linenses aún se refieren a este establecimiento como “Yoki” (Jockey).

En la década de los 70, la empresa se extiende a Algeciras, entrañable ciudad en la que mantienen una presencia continua desde entonces.

Es en estos años cuando Doña Isabel Gavira Gómez, tras terminar sus estudios en Málaga y Madrid, se incorpora a la empresa familiar. La expansión ha sido continua desde entonces, primero en las barriadas de la ciudad de La Línea y posteriormente, a San Roque, en las cercanías de San Roque y el gran salto, como consecuencia de la ampliación y las nuevas exigencias técnico alimentarias hasta el moderno y amplio obrador que puede considerarse un orgullo para los campogibraltareños.

 

A día de hoy el grupo cuenta con 12 establecimientos, obrador propio y más de 100 empleados, siendo Isabel Gavira la gerente del grupo, llevando las riendas de la sociedad familiar desde finales de los años 70. Bajo su dirección, el negocio crece progresivamente y su filosofía se podría definir en dos palabras: constancia y dedicación. Como rasgos fundamentales de su carácter destacan el gran poder de observación, su perfeccionismo, su capacidad negociadora, la dedicación a sus negocios y la constante inquietud por innovar.

Uno de sus objetivos fundamentales es la formación del personal para mejorar el servicio y ello lo consigue con un trato muy directo con su plantilla, teniendo muy claro los lazos estrechos entre el empresario y el trabajador caminando junto y recto. Con la apertura de nuevos establecimientos se decide trasladar el obrador original al polígono industrial Zabal Bajo consiguiendo, con ello, la centralización junto con el obrador de los almacenes y oficinas.

El objetivo de la empresa es la producción y comercialización de pasteles artesanales para sus propias tiendas y cafeterías, cuidando las materias primas y los acabados impecables., en búsqueda constantes de su objetivo principal: la calidad del producto y el servicio personalizado al cliente.

Captura de pantalla 2015-07-12 a las 0.50.17Actualmente, Isabel, respaldada por las nuevas generaciones familiares, se encuentra trabajando en la implementación de una nueva línea consistente, si cabe, en la fabricación de productos que beneficien y enriquezcan la dieta alimentaria, con productos sin frituras, sin grasas hidrogenadas, sin grasas trans, sin gluten… No podemos dejar de mencionar los exquisitos cruasanes que se sirven durante todo el día en sus cafeterías y pastelerías, como dice Isabel es el “dulce estrella”.

Además, este año volverá a rescatar una antigua tradición heladera por lo que empezará de nuevo a la fabricación propia de helados artesanales teniendo como base las recetas más dulces y tradicionales.

Este compromiso con la calidad, el buen hacer y el uso de las mejores materias primas son la filosofía de esta empresa que lleva más de 40 años aportando su granito de arena para endulzarle la vida a multitud de campo gibraltareños.

Muestra del aprecio de nuestros clientes se hace palpable en esta simpática poesía que tuvieron la gentileza de dedicarnos:

Si vas a LA LÍNEA…
Si vas a La Línea
De la Concepción
Junto a la Bahía
Frente al Peñón,
No se te olvide
De transitar
De día o de noche
Por Calle Real
_____ . _____

Es una calle
Con simpatía
Que tiene gracía
Y mucha alegría
_____ . _____

Paseando por ella
LAS PASTELERÍAS OKAY
Puedes encontrar
_____ . _____

CAFETERÍA Y CONFITERÍA
Donde podrás disfrutar
Los más exquisitos dulces
De confección artesanal
Hechos por manos maestras
Con la mejor calidad
Probablemente los mejores
Desde ESTAMBUL a GIBRALTAR
______ . ______

Si vas a LA LÍNEA
En la Calle Real,
Cafetería y Confitería OKAY
Si quieres, puedes visitar

Algunas imágenes de nuestra historia